jueves, 13 de octubre de 2016

Bob Dylan y el Premio Nobel de Literatura


Seguro que a estas alturas toda persona interesada en la música o la literatura sabe ya, que Bob Dylan ha sido proclamado Premio Nobel de Literatura de este año 2016. Por supuesto, la red ha estallado con comentarios al respecto, algunos indignados y otros entusiasmados, como hacía tiempo que no lo hacía. 




Y yo también he decidido comentar al respecto, como estudiante y apasionada de la literatura que soy. Yo, soy de las que consideran a Dylan uno de los más grandes poetas y músicas del siglo 20. Sus letras son magníficas, y sus críticas sociales fueron himnos en su momento y todavía hoy tienen relevancia. Creó un movimiento en la música folk que inspiró a muchos otros grandes canta-autores.  Johny Cash, Neil Young, Jimmy Hendrix o los Beatles, son algunos de los  músicos que lo citaron como inspiración para algunas de sus canciones. 
Es y será una leyenda. Y yo no puedo estar más agradecida, por que de no ser por él tal vez nunca habría tenido a Rodriguez o Donovan.


Sin embargo, ese no es el punto que quiero tratar aquí. Lo importante en este caso es, ¿merece Bob Dylan recibir el Premio Nobel en 2016?
En los dos últimos años Bob Dylan ha sacado dos albumes, en los que interpretaba clásicos del folk y el pop, hechos famosos por Frank Sinatra. En la última década, Dylan apenas ha compuesto algo. Y es normal, el hombre tiene ya 75 años. Es en sí un merito que siga tocando. No obstante, eso me lleva a preguntarme, ¿por qué los miembros del comité del Premio Nobel de Literatura han decidido galardonarle ahora? Bob Dylan ya no es relevante en el mundo de la música. Sí influyente, sí una leyenda, pero no relevante. 

Cuando investigamos un poco sobre la historia del Premio Nobel de Literatura, se hacen evidentes algunas cosas: Anteriormente, el premio siempre ha sido concedido a un autor cuando este estaba en el auge de su carrera literaria, habiendo ya demostrado su relevancia en la literatura. Albert Camus, por ejemplo, fue condecorado justo después de escribir la Peste, que muchos consideran su Magnum Opus. Los Premios Nobeles de Literatura también han sido criticados en más de una ocasión por no premiar a autores merecedores de este prestigio por las razones equivocadas. Entre los mayores fiascos de estos premios se incluyen autores como   Leo Tolstoy, Anton Chekhov, J. R. R. Tolkien,  Marcel Proust,  James Joyce, Jorge Luis Borges, Ezra Pound, John Updike, Arthur Miller o Mark Twain, todos ellos no premiados, a pesar de múltiples nominaciones.
Además, tenemos a Adam Kirsch, poeta y crítico literario, que ha sugerido en varias ocasiones que muchos autores son omitidos o premiados por razones políticas, sociales y en general extra-literarias.

Sin embargo, yo diría que en este caso hay otro factor a tener en cuenta, y es que el Premio Nobel de Literatura no parece tener gran importancia fuera del universo literario. ¿Cuantas personas de la calle han comprado un libro por que este fuese escrito por un Premio Nobel en lugar de por la publicidad que había? En 2011 "50 sombras de Grey", el libro que muchos críticos consideran la muerte de la literatura, produjo cientos de ventas más que "The Deleted World" de Tomas Tranströmer, que aquel año había ganado el Premio Nobel de Literatura.

Por todo esto he llegado a la conclusión que, merezca o no Bob Dylan el Premio Nobel, las razones por las que se le ha sido concedido son puramente publicitarias. Y es un gran truco, que ya está consiguiendo muchísima atención. No hay duda, además, de que beneficiará al músico, por que las mismas personas que no comprarán un libro, si que escucharán una canción para comprobar si la letra de esta es tan buena como se afirma. Sin embargo, no me parece justo ni para Dylan, ni para los otros nominados, ni para los amantes de la literatura. Y citando a mi hermano, diré que, "si deseaban premiar su talento, deberían haberlo hecho cuando contaba, y no ahora, que parece que se estén disculpando por su retraso. Es como premiar a alguien en muerte. Sí fuiste demasiado ciego o estúpido para ver su talento en vida, no finjas dándole un premio póstumo". Y es que, fue mi hermano quien me inspiró para escribir este artículo y al que tengo que agradecer por proporcionarme esta interesante perspectiva, que me ha llevado a investigar.



Pero por supuesto, esa es solo mi opinión. ¿Qué pensáis vosotros? Estaré encantada de recibir comentarios, :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario