viernes, 14 de noviembre de 2014

Ponga un tigre en su cama. Luisa Maria Linares

DATOS DEL LIBRO

Título: Ponga un tigre en su cama
Autor: Luisa María Linares
Nº de páginas: 240 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: JUVENTUD, 1989
Lengua: CASTELLANO
ISBN 9788426120229




Reseña:

Antes de comenzar:

¡Hola nois i noies!
Hoy he decidido hacer una reseña de otro libro olvidado por el tiempo, de una autora nacional. (Hay que recordar que también hay cosas buenas en casa)
Si me hubieseis preguntado a mi hace dos años, no habría tenido ni idea de quién era Luisa María Linares. Y es que no es precisamente una autora reciente, y si bien fue popular en su época, ahora ya nadie se acuerda de ella.  De hecho, este libro está tan perdido, que no he encontrado ningun resumen de él en ninguna parte.
Así que, ¿cómo se yo de ella? Bueno, todo comenzó un día, trasteando entre los libros de casa de mi abuelo. Allí, en una de las habitaciones que habían pertenecido a mis tías en su momento, encontré varias obras de esta autora.
Al parecer,  entre mis tías y mi madre se habían ido pasando obras con éxito (cosa que no ha salido tan bien hasta ahora entre mi hermana y yo). Y alguno de los ejemplares que encontré estaba incluso dedicado a mi madre.

Es dificil explicar la sensación que embarga a alguién cuando tiene algo tan especial entre sus manos. Tal vez sería diferente, si mi madre aun viviese. Pero al morir tan joven, es poco lo que sé de ella. Y este pequeño descubrimiento, parecía un tesoro en mis temblorosas manos.
 De modo que, hechándoles un vistazo, decidí llevarme dos a casa y darles una oportunidad. "Socios para la aventura" me entretuvo, pero no llegó a nada más que eso. Era curiosa, con una historia un tanto atípica para una novela rosa, pero tampoco llamó demasiado mi atención.
 En cambio, con "Ponga un tigre en su cama",  pasó algo diferente. Sin duda, era una novela romántica cómica, aunque no la incluiría exactamente en esa estúpida sección llamada "chic-lit". Sin contar que destacaba mucho más la comedia que el romance. Algo que agradezco, desde luego. Me reí mucho y la disfurté como una lectura ligera. Pero más allá de eso, me impactó por una razón mucho más personal: Me ayudó a hacerme una imagen de mi propia madre en su adolescencia. Por ello, decidí que esta obra merecía una digna reseña. Así pues, aquí la tenéis:

Resumen:

[El resumen es mío, así que por favor, no me matéis si hay algún error]

María Elena Rey, una periodista en sus inicios, está pasando por un mal momento: Estaba realizando una sesión de fotografías bajo la lluvia, para incluir en el libro “Marbella, bella en invierno”, cuando ha presenciado como un vehículo tiraba a otro por un precipicio y salía a la fuga. Para colmo, cuando baja en busca de supervivientes, descubre que conoce al conductor accidentado. En un esfuerzo por socorrerlo, vuelve a su casa en busca de ayuda. Necesita alertar a las autoridades y a un médico si aún está a tiempo.
Todo iría bien, de no ser porque la noche anterior, en un ataque de furia, lanzó sus llaves a su novio y su jefa… que se divertían más de la cuenta sobre el escritorio. De modo que, para terminar de empeorar las cosas, debe pedir ayuda a su vecino, conocido por las caseras como “El caso perdido”. Un doctor viejo y malhumorado con dos terroríficos mastines. La cosa se complica todavía más, cuando el cuerpo del conductor, ese que tanto le ha costado poner a salvo desaparece.
Ahora, "el caso perdido" cree que está loca, ella teme por su propia vida y comienza a dudar si no habrá perdido realmente la cordura.

Lo que me gustó:

 Desde que apareció el doctor no pude parar de sonreír. Y es que las conversaciones entre él y la desesperada Malena son inteligentes, absurdas en muchas ocasiones hilarantes.
Pero todo el libro en sí es similar. Luisa María Linares escribe con una pluma ligera y certera, la trama es interesante y los dialogos son entretenidos. En si, el libro es refrescante y diertido. No cae en los errores de los clichés excesivos (¡Ojo! que alguno si que hay), los personages estereotipados o los prejuicios. Tampoco resultá pretencioso, ni aspira a grandes azañas. Es, por clasificarlo en alguna parte: solo un libro de verano. Y dentro de este ámbito, destaca entre la mayoría de chic-lit y comedias del mercado.

Pero, lo que es más importante, ha envejecido bien. Si tenemos en cuenta que esta obra tiene más de 30 años, cualquiera se esperaría toda clase de conductas sociales, modas o fallos que no se aplican a nuestra sociedad actual. Sin embargo, este libro prueba que el tiempo tampoco ha transcurrido con tanta celeridad como nos gusta pensar a los jovenes y que algunas cosas tal vez nunca cambian.
Además, Luisa María Linares sabe como reírse limpiamente de algunos estereotipos españoles. Y eso también se agradece.


Lo que no me gustó:

Como siempre cuando un libro me ha gustado, esta resulta la parete más difícil. No obstante, he encontrado dos cosas que podrían haberse hecho mejor: 
Por un lado, aunque la trama es entretenida y me mantuvo cautivada desde el inicio, me esperaba bastante más de la historia del atentado en la carretera (intento no decir más de la cuenta, no quiero quitarle a nadie la emoción). Al principio de la novela, casi parecía que Malena acabase de involucrarse sin querer un complot sacado de una obra de Hitchcock (al estilo "Con la muerte en los talones"). Pero al final, todo parecía arreglarse por si solo. Me dió la sensación de que la autora había decidido cojer el camino fácil, cuando podría haberle sacado mucho más jugo a la hisotria.
Por otro lado, si bien esto es más una petición que una queja, me hubiese gustado que algunos personajes secundarios tuviesen más papel en esta historia. Así, por ejemplo, se menciona en varias ocasiones a los gemelos (puesto que la protagonista es en realidad trilliza), bromeando sobre ellos, y la unión que Malena tiene con sus hermanos. Sin embargo, ellos no aparecen en ningún momento de la obra, al igual que no lo hace el general (el padre de Malena), o el jefe de ésta. Y aunque los demás no necesiten más escenificación, si que me hubiese gustado escuchar más sobre la unión de hermanos, e incluso que estos apareciesen. Podría haber enriquecido a la trama y al personaje de María Elena del Rey. Pero me temo que mi deseo quedará simplemente como una petición al aire.

Conclusión:

"Ponga  un tigre en su cama" es una novela divertida y entretenida, que engancha desde el principio y resulta un alivio de las lecturas pesadas y las épocas de examenes. 
Aunque para mí, además, es un recordatorio de que no somos tan diferentes en carácter, persona o gustos de las generaciones anteriores a nosotros. Como mínimo, tenemos gustos similares.


Puntuación:

3 alegres murciélagos con décadas detrás de si

 

2 comentarios:

  1. Holaaa =D
    Me encanta tu reseña. Es concisa y con una división a la hora de contarnos lo que te ha parecido, que es muy fácil de leer =) Enhorabuena ^^ Me ha picado la curiosidad (aunque solo sea por el título xD)
    Un besooo, nos seguimos leyendo ^^
    P.D: te seguimos como Puente desde la iniciativa de blogs asociados =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegra de que te haya gustado la reseña. ¡Hecharé un vistazo por tu blog! Un beso :D

      Eliminar