martes, 5 de agosto de 2014

La dama del Caballero.


Resumen:

Título original: Lady of the Night 
Fecha de publicación: 1977
Autora: Jackie Ivie

Una conmovedora historia de amor y traición en la Escocia del siglo XIV.

Cuando su familia es aniquilada por el clan FitzHugh, Morganna KilCreggar jura vengarse. Es alta y delgada, se disfraza de muchacho, y afina sus habilidades con aras mortales.

Un hombre que toma lo que quiere con cinismo, Zander FitzHugh, nombra escudero al chico «Morgan». El imponente y brutalmente fuerte guerrero nunca imagina que su criado es otra persona. No obstante, FitzHugh no puede negar que se siente raramente atraído por ese muchacho a su servicio, y está dispuesto a averiguar por qué.
Con cada día que pasa, el cínico caballero elimina más defensas de Morgan, hasta que ella le revela su más preciado secreto. De repente vulnerable a un deseo espontáneo, Morgan se aparta de su propósito... hasta la cama de Zander, donde descubre placeres sensuales que nunca había imaginado. Inmersa en la batalla entre venganza y pasión, lo más poderoso emergerá victorioso, uniendo dos corazones, dos clanes, dos almas...



Antes de comenzar:

Son muchas las veces que abro un libro de literatura romántica y me atrevo a echarle un vistazo. Pocas, en cambio, las que me decido a leerme el libro. Aún menos aquellas en las que lo leo entero... Y no hablemos de aquellas en las que el libro realmente me gusta.

¿Y por qué? Hay dos buenas razones: En primer lugar, odio las cursilerias y los clichés. Sencillamente me superan. Tanto empalago me deja mal sabor de boca. Y eso, a pesar de que soy más mimosa que un Teletubbie. 
La segunda razón, es que a menudo estos libros no dejan en demasiado buen lugar a las mujeres. No voy a soltar aquí un grito de valquiria feminista. Para gustos, colores. Pero yo, personalmente, me encuentro a menudo irritada y furiosa con los personajes femeninos que permanecen tan delicados y sensibleros ante todo y que parecen no saber vivir sin un marido a su lado.

Por eso me alegro cuando me encuentro con algo un poco distinto. Algo que si que consigue llegarme.

Reseña:

No es de lo mejor que he leído, pero si es, como mínimo, digno de mención. Entretenido, atrayente, curioso en algunos aspectos, aunque un tanto dramático en ocasiones, consiguió dejarme con un buen sabor de boca cuando lo terminé. Y debéis de tener en cuenta que soy una persona MUY crítica (por algo mi puntuación llega solo a 5 "murciélagos" y, sin embargo, puede llegar hasta el -1).

Lo que me gustó:

Los personajes principales: Aunque Zander se comporte en ocasiones en el típico machote de reglamento en la literatura romántica, me sorprendió bastante una vez abierto. Y es que tanto él como Morgana se salen de lo establecido. Mientras Morgana es dura, fría y metódica; un guerrero de los pies a la cabeza; Zander, que en un principio es el grande e impresionante, resulta ser el más sentimental de los dos. Más allá de eso, Morgana llega a salvar la vida de su caballero. Eso, ya de por si, es poco habitual.
También me moría de risa, al ver al pobre hombre hundirse en la desesperación por haberse enamorado de un hombre. Y es que, aunque hoy en día ser gay sea de lo más natural del mundo (por lo menos para mí, que habrá borricos que digan lo contrario), en la Edad Media era casi peor que ser un adorador de Satán.
Y yo, tan perversa como puedo llegar a ser, me regocijaba en su desesperación [muahahahaha].
Los nombres: Como ya descubrirá aquel que se decida a leerlo, hay muchos personajes con nombres... curiosos. Lo mejor fue cuando me encontré con un personaje llamado Pluto. Al principio no podía dejar de imaginármelo de color amarillo. Y cada vez que hablaba tenía la sensación de que en cualquier momento iba a ponerse a ladrar.

Lo que no me mató:

En realidad, no hay mucho que me disgustase. Había veces dónde no terminaba de convencerme alguna parte de la trama, o la forma en que las conversaciones se llevaban a cabo. Pero nada realmente importante. Nada que me llamase suficientemente la atención como para acordarme. 
Sin embargo, hay algo que si que me defraudó: el villano. Comprended me, siendo yo una fanática de Allan Rickman, Gary Oldman y Steve Buscemi entre otros, me pirro por los malos. Y tengo unas expectativas muy elevadas. Así que me decepcionó bastante un enemigo que ni era divertido, ni tenía una historia, ni era más que burda y llanamente cruel. Ni una pizca de ingenio, ni una pizca de interesante. Aunque, al principio prometía bastante y llegó a ser intimidante. No dejo de ser más que un vil y repugnante ser superfluo. 

En definitiva:

Un libro lleno de aventuras, con algunos sutiles toques de humor y a veces un drama algo excesivo, que en su mayoría no peca de romántico en exceso y que deja con ganas de más. 
Lo recomiendo, en especial, es no poner unas grandes expectativas, empezarlo con ilusión y ganas, y dejarse llevar a un mundo que se puede llegar a disfrutar de verdad.

Puntuación:

Tres grandes, glotones y guerreros murciélagos sobre cinco. 


1 comentario:

  1. Suena entretenido y aunque yo no soy de romántica tu reseña me hace darle una oportunidad¡¡¡ gracias¡¡ nos leemos pronto¡¡ cuídate¡¡¡

    ResponderEliminar